El futuro del transporte, la energía y el medio ambiente

En esta sociedad de tendencias fugaces, de consumos rápidos y olvidos más rápidos todavía son muchos los que creen que los coches eléctricos comerciales son un invento reciente, del que los primeros automóviles híbridos son precursores.

Historia del coche eléctrico

Pero no es así. Las primeras alternativas a los coches de caballos llegaron de la mano de motores de combustión de derivados del petróleo, calderas de vapor calentadas por carbón, coches de gas y sí, coches eléctricos, que fueron favoritos durante una época debido a que no hacían tanto ruido ni desprendían olores tan fuertes y molestos como los demás.

Fue en la década de 1830 cuando el escocés Robert Anderson inventó el primer vehículo eléctrico, y comenzaron a fabricarse e incluso participaban en carreras. El motor de combustión interna  fue patentado por Karl Benz en 1886. En 1899, Camile Jenatzy superó los 105 km por hora montado en su “La Jamais Contente”, un coche eléctrico con forma de misil que fue el primero en alcanzar tal récord de velocidad.

Un joven Ferdinand Porsche (el fundador de esa mítica marca de automoción) fue el responsable de la presentación del Lohner-Porsche Semper Vivus, el primer híbrido de la historia, en la Exposición Universal de París de 1900.

Hasta el propio Edison invirtió en la fabricación de coches eléctricos, al igual que Henry Ford. Después de todo, en 1897 Nueva York contaba con una flota de más de 100 taxis eléctricos. A principios del siglo XX, más del 25% de los vehículos de Estados Unidos eran eléctricos.

Influencia de Nikola Tesla en los coches eléctricos

Pero como en tantos otros asuntos, el recuerdo de Nikola Tesla fue borrado de la historia: él inventó el motor de inducción, patentando sus primeras versiones de motor electromagnético en 1888. Él inventó e investigó por el bien de toda la humanidad. Como él mismo dijo, “el presente es vuestro, pero el futuro es mío. El desarrollo del hombre depende fundamentalmente de la invención” A su genio olvidado, a su memoria silenciada, dedicamos esta página sobre los vehículos que ya están aquí y los que tienen que venir para liberarnos de la nociva esclavitud a los combustibles fósiles que están destruyendo nuestro planeta.