Una breve presentación de Tesla Motors

Los vehículos eléctricos llevan poco tiempo en el mercado si los comparamos, en este sentido, con los motores de combustión, pero están avanzando con rapidez y están comenzando a presentar a la sociedad una decente variedad de modelos que, cada vez más, van acercándose al bolsillo de un público cada vez mayor. Repasemos brevemente cómo comenzó todo esto.

Tesla Motors

El gigante de los coches eléctricos y la referencia en tecnología en automoción eléctrica es Tesla Motors. Esta empresa estadounidense, fundada por Elon Musk, JB Straubel, Martin Eberhard, Marc Tarpenning e Ian Wright, está especializada en la fabricación y venta de coches eléctricos, baterías como sistemas de almacenamiento y otros componentes para la propulsión de los coches eléctricos que vende a otros gigantes del automóvil como Toyota. El deseo de Tesla Motors es cambiar el mundo y, dentro de su meta de frenar el calentamiento global y de emplear las energías renovables, ideó un plan muy sencillo para revolucionar la rama de la automoción y que ésta evolucionara hacia el transporte sostenible: para conseguir que cualquier ciudadano pudiera permitirse un vehículo eléctrico, comenzó vendiendo vehículos eléctricos para un público más restringido, que pudiera pagar las elevadas cifras que costaría este tipo de transporte, para, con las ganancias que estos modelos más caros generaran, fabricar vehículos cada vez más asequibles y al alcance del público general. Con este objetivo, fue como Tesla comenzó su andadura en la fabricación de coches eléctricos presentando al mercado en el año 2006 (aunque no empezó a venderse hasta el 2008) su primer coche totalmente eléctrico, el Tesla Roadster, un modelo deportivo con casi 400 kilómetros de autonomía, con una batería de 53 kWh y una aceleración de 0 a 100 km/h en menos de 4 segundos. Su precio, como hemos avanzado ya, estaba al alcance de unos pocos bolsillos: rondaba los 100.000 euros cada vehículo. Al Tesla Roadster le siguieron el Tesla Model S, el Tesla Model X y, el recién llegado, el Tesla Model 3.

El Tesla Model S

El Tesla Model S es un vehículo totalmente eléctrico y de lujo. Comenzó a venderse en el año 2012 y su precio (algo más asequible que el del Roadster) en Europa oscila se sitúa entre los 80.000 y los 150.000 euros. Su precio, por tanto, limita este automóvil a un público adinerado. Los modelos que cuentan con una batería superior, de 100 kWh, poseen una autonomía de más de 500 km y aceleran de 0 a 100 km/h en menos de 3 segundos; por estas características, es el coche eléctrico con más autonomía del mercado. No obstante, el modelo más básico tampoco se queda corto si lo comparamos con los coches eléctricos de otras marcas, puesto que presenta una autonomía de más de 300 km para una batería de 60 kWh y una aceleración de 0 a 100 km por hora en menos de 6 segundos.

El Tesla Model X

Por su parte, el Tesla Model X comenzó a venderse a finales del año 2015, aunque se presentó al mercado en el 2012. En Europa, el precio de este modelo de vehículo eléctrico se sitúa entre los 100.000 y los 160.000 euros. El modelo que cuenta con una batería de 90 kWh consigue autonomía de unos 400 km y una aceleración de 0 a 100 km/h en menos de 5 segundos. Quizá, lo más característico de este modelo de Tesla son sus puertas traseras, que se abren no lateralmente sino hacia arriba (las denominadas “alas de halcón”), recordando al DeLorean de Regreso al Futuro. Además, se trata de una especie de monovolumen en el que pueden viajar hasta 7 personas.

El Tesla Model 3

La gran novedad de este julio de 2017 ha sido la presentación del tan esperado Tesla Model 3. Con este modelo de vehículo eléctrico Tesla completaba el círculo de su ingenioso plan revolucionario. Ahora sí, aparece en el mercado un coche eléctrico mucho más asequible y del que se esperan muchas unidades con una gama de prestaciones variadas. De acuerdo con el evento de Tesla presentado por Elon Musk el 28 de julio, el Tesla Model 3 se va a vender en Estados Unidos por un precio que oscila entre los 35.000 y los 44.000 dólares. El modelo que se considera estándar cuenta con una batería de 90 kWh, una autonomía de más de 350 kilómetros y acera de 0 a 100 km/h en 5,6 segundos. Es un vehículo más pequeño que el Model X y un diseño elegante y moderno.

Tesla Motors: en el centro de la revolución de la automoción

La filosofía de Tesla siempre ha sido, por tanto, luchar por un mundo mejor en el que las energías limpias y renovables fueran el sello de identidad del sector de los transportes. Con un ingenioso plan de venta de vehículos a largo plazo, en el que se incluían en un primer momento unas unidades pequeñas de vehículos de lujo a un precio elevado y, en un segundo paso, la venta de más unidades de vehículos a un precio más asequible, Tesla está demostrando que es posible cambiar tanto la mentalidad de las personas como la parcela de la automoción. Son muchos los que consideran que el Tesla Model 3 es un coche con un bonito diseño, con unas prestaciones increíbles y con un precio por el que vale mucho la pena hacer un esfuerzo: comprar un coche de estas características no se hace únicamente por contar con un medio de transporte cómodo y seguro sino por el punto añadido de poner nuestro granito de arena para mejorar el mundo en el que vivimos y en el que vivirán nuestros hijos.