¿Cuándo se cambian las baterías del coche eléctrico? ¿Cuánto cuesta cambiarlas?

Todos somos conscientes de que los vehículos eléctricos tienen una clara ventaja sobre los coches de motor de combustión: el mantenimiento y las revisiones se ven claramente aligerados, lo que, a la larga, supone un ahorro económico realmente importante. Además, el precio de los coches eléctricos empieza a ser un poco más asequible: aunque estos coches llevan, relativamente, poco tiempo en el mercado, cada vez contamos con más marcas que se animan a producir vehículos totalmente eléctricos y, por lo tanto, cuantos más modelos haya en el mercado, más bajará tanto el precio de los vehículos como el precio de las baterías para estos coches.

Pero, ¿qué pasa con el punto clave de los coches eléctricos, esto es, las baterías? ¿Cuándo deberíamos cambiarlas y cuánto cuesta cambiarlas? Esta pregunta es difícil de contestar, porque depende, en primer lugar, del uso, esto es, del tipo de vías por las que se conduce (y en qué condiciones están las vías y la climatología que nos rodea) y de la potencia o “alegría” que se le dé al automóvil, de los ciclos de carga y descarga que le damos todos los días, de los componentes de la propia batería según el fabricante de cada marca, etc. Como vemos, existen muchas variables que impiden dar datos definitivos, por lo que vamos a mostrar aquí lo que se indica de los modelos más vendidos del mercado para poder hacernos una idea aproximada sobre esta cuestión: los coches Tesla y el Nissan LEAF.

Las baterías de los coches eléctricos Tesla

Las baterías de automóvil que mejor rendimiento están mostrando hoy en día son las de Tesla Motors. Las baterías de Tesla las fabrican Tesla y Panasonic y son baterías de iones de litio repartidas en una serie de celdas. Las baterías de estos coches son producto del desarrollo y evolución que han tenido sus propios vehículos con el paso del tiempo. A las primeras generaciones de baterías de la marca, de 85kWh, le siguió la segunda generación de 100kWh presentadas en 2016, con un tamaño similar, que mostraba un nuevo sistema de refrigeración que mantiene la temperatura adecuada y con un 16% más de celdas con respecto a las baterías iniciales (si tenéis curiosidad, en este vídeo se muestra el interior de una batería de Tesla:

Según Tesla, y de acuerdo con los datos con los que ya cuenta sobre las baterías que actualmente están en uso, sus baterías están preparadas para que tengan una duración de, como mínimo, entre 10 y 15 años. Con el uso, la autonomía se verá afectada, pero en los modelos de Tesla la pérdida de autonomía es mucho menor que en otras marcas. Por ejemplo, el Tesla Model S, cargado al máximo, tiene una autonomía máxima de 500 km; según los cálculos de la propia marca, durante el primer año de uso la batería se degrada entre un 6 y un 8% (baja, por tanto, a unos 460 km de autonomía como mucho) y, con posterioridad, el porcentaje de degradación de la batería es menor, de entre un 1 y un 2%, por lo que podemos afirmar que la batería se estabiliza. La degradación de la batería será mayor o menor dependiendo del uso que hagamos de ella: si circulamos siempre a grandes velocidades y cargamos siempre el coche con supercargadores (recargas rápidas), reduciremos la vida de las baterías de nuestro coche, pero si, por el contrario, circulamos a velocidades medias y realizamos recargas lentas, nuestras baterías prolongarán su tiempo de vida. En cuanto a su precio, se afirma que una batería de 85 kWh cuesta unos 12.000 dólares.

Si queréis haceros una idea más concreta y con datos específicos, podéis ver el vídeo de Saúl López sobre la degradación de la batería que ha sufrido su Model S con el paso del tiempo:

Cuando Saúl hizo este vídeo, su Tesla Model S tenía menos de 2 años, contaba con 67.811 km recorridos y tenía una autonomía de unos 460 km.

Las baterías del Nissan LEAF

La batería del Nissan LEAF también es de iones de litio. Tal y como se indica en la página de Nissan (https://www.nissan.es/vehiculos/nuevos-vehiculos/leaf/rendimiento-bateria.html) son baterías 99% reciclables. El modelo que actualmente está en venta tiene dos tipos de baterías, una de 24 kWh, que proporciona una autonomía de 199 km, y otra de 30 kWh, con una autonomía de 250 km, en las que la energía se almacena en 48 módulos. Nissan ha cubierto las baterías del Nissan LEAF con una garantía que se extiende durante 5 años o 100.000 km para la batería de 24 kWh y durante 8 años o 160.000 km para la de mayor capacidad, de 30 kWh. El precio de una batería nueva para el Nissan LEAF es de unos 5.500 dólares (aunque descuentan 1.000 dólares por la entrega de la batería vieja).

No obstante, Nissan ya ha dado a conocer las características de su nuevo modelo del Nissan LEAF, que cuenta con una batería de 40 kWh que proporciona una autonomía de 378 km, lo que mejora de manera considerable las prestaciones del vehículo (además de que su diseño sea muchísimo más atractivo).

Al igual que hemos hecho en el caso de Tesla, podéis consultar el siguiente vídeo de Andrés Martín sobre la degradación de la batería que ha sufrido su Nissan LEAF que, en el momento de grabar el vídeo contaba con dos años y 44.000 km recorridos:

En este vídeo nos muestra que su Nissan LEAF ha perdido en ese tiempo un 8% de capacidad de batería más o menos con unos 35.000 km y se espera que cada año vaya perdiendo entre un 2 y un 3% de capacidad.

El futuro: lo último en baterías para coches eléctricos

Los fabricantes están trabajando de manera intensa en la mejora del rendimiento de las baterías, pieza clave del coche eléctrico y lo que, en definitiva, decide la compra del coche eléctrico para algunos usuarios, por lo que tratan de que la capacidad actual de las baterías se amplíe sobremanera. Al fin y al cabo, a falta de una red o infraestructura de puntos de carga más amplia, el punto que decide la adquisición de vehículos eléctricos en España es la autonomía que ofrecen las baterías y esto es algo que los fabricantes saben. Por este motivo, se sigue investigando para mejorar este punto clave y se empieza a hablar ya de una posible autonomía del coche eléctrico de más de 600 km. Sin duda, la apuesta más arriesgada en este sentido es la presentada en el Salón del Automóvil de Ginebra de 2017, donde se dio a conocer el Quant 48Volt, de la empresa nanoFlowcell, coche eléctrico con una batería de flujo que proporciona una autonomía de 1.000 km http://mediacenter.nanoflowcell.com/news/2017-01-31-quant-48volt-300-kmh-electric-sports-car-with-low-voltage-flow-cell-drive/d7bacb01723e3d2e3e0017c90ad00499/